Uber y Lift aumentan el tráfico en Toronto

0
53
Uber y Lift aumentan el tráfico en Toronto

Un nuevo estudio demuestra que Uber y Lift aumentan el tráfico en Toronto

Según un nuevo estudio realizado por el Ryerson University Urban Analytics Institute, las compañías de viaje compartido, como Uber y Lyft, están poco reguladas, en comparación con los taxis de Toronto, que están congestionando más la ciudad.

El informe encontró que la falta de regulaciones sobre las Compañías de Transporte Privadas alienta a más personas a utilizar Uber y Lyft, que aumenta las emisiones de gases de efecto invernadero.

Según el estudio, los vehículos como Uber realizan aproximadamente 176.000 viajes diarios en Toronto y son responsables del aumento significativo del tráfico de la ciudad, agregando millones de viajes adicionales por año.

Si bien las compañías de taxis están restringidas a aproximadamente 5.000 vehículos, no hay límite en estos vehículos, que conforman alrededor de 70.000 autorizaciones en Toronto.

«La ciudad de Toronto debe eliminar las discrepancias en las regulaciones que pueden afectar negativamente a un grupo de operadores y beneficiar a otro», señala el informe de Ryerson.

El estudio se refieren a que la regulación no es igual entre los taxis y las compañías como Uber y Lyft.

En noviembre de 2014, la ciudad presentó una demanda judicial contra Uber que indica que la compañía puso en peligro la seguridad pública y no se adhirió a las normas de los taxis.

Asimismo, en julio de 2015, el Tribunal Superior de Ontario desestimó el recurso. Un año después, se legalizó a Uber en Toronto.

Para solicitar un permiso de taxi, el conductor debe tener tres años de experiencia. Solo se requiere un año de experiencia de conducción para vehículos de viaje compartido, lo que significa que los conductores pueden tener solo 18 años de edad.

Los taxistas tienen más probabilidades de tener 25 años o más, ya que deben tener un seguro comercial.

La policía debe verificar los antecedentes penales de los conductores de taxis, mientras que las compañías privadas de terceros completan los formularios de los conductores.

Es obligatorio que los taxistas tengan cámaras dentro de sus automóviles para regular la seguridad del conductor y del pasajero, que cuesta alrededor de 1.000 dólares. Muchos coches de Uber tienen cámaras, pero no es obligatorio.

La ciudad de Toronto descubrió que el 49 por ciento de los viajeros habría tomado el transporte público si no tuvieran acceso a Uber o Lyft.

El informe de Ryerson estima que la cantidad de viajes anuales en transporte público aumentaría en alrededor de 20 millones al año si la cantidad de usuarios no favoreciera a estas plataformas.

El comité de licencias de la ciudad está programado para discutir este tema el próximo lunes, que será la primera reunión importante sobre el tema desde que Uber se legalizó en Toronto en 2016.

Uber y Lift aumentan el tráfico en Toronto