Uber Eats investigada en Albacete por la Inspección de Trabajo

0
95
Uber Eats investigada en Albacete por la Inspección de Trabajo

Uber Eats investigada en Albacete por la Inspección de Trabajo

La Inspección de Trabajo investiga a Uber Eats tras recibir la denuncia del sindicato Comisiones Obreras, que trasladaba las “quejas” y las “reclamaciones” de sus repartidores, que, a su vez, son contratados por una empresa de trabajo temporal, la cual también ha sido denunciada.

CCOO ha puesto en conocimiento de la Inspección de Trabajo supuestas irregularidades.

Estas corresponderían a diferentes ámbitos de las relaciones entre empresa y trabajador como puede ser el tipo de contrato, la duración de la jornada o la formación en prevención de riesgos laborales.

Como detalla el secretario de Acción Sindical, Juan José Jiménez, han sido varios los trabajadores que han recurrido a CCOO para denunciar presuntas irregularidades que podrían ser constitutivas de infracciones en materia laboral, de Seguridad Social y prevención, algo que determinará la Inspección de Trabajo.

En este sentido, Jiménez remarca que se trata de un sector “muy precarizado”, y que actualmente está en auge, por lo que hay que estar “muy atentos” para que las relaciones laborales se “regulen” conforme a la Ley.

Al parecer, los repartidores son contratados por una empresa de trabajo temporal y puestos a disposición de una empresa usuaria que opera bajo el nombre de Uber Eats.

Los supuestos hechos irregulares estarían vinculados con el “incumplimiento” del Convenio Colectivo, produciéndose “problemas”, entre otras cuestiones, de diferencias salariales y derechos.

Además, se podría estar produciendo una “cesión ilegal” de trabajadores, ya que sus contratos son temporales, cuando “podrían ser indefinidos de inicio, ya que los trabajos que hacen son permanentes y habituales en la actividad de la empresa”, por lo que se estaría cometiendo un “fraude de Ley”.

No acaban aquí las irregularidades

Parece que hay altos excesos de horas de trabajo, y no sabemos si se abonan o no las horas extraordinarias, a lo que habría que añadir que el control de registro horario a través de sistema telemático de la empresa podría vulnerar la intimidad del trabajador.

En lo relativo a las nóminas también hay indicios de irregularidades, pues “se descuentan cantidades salariales que no corresponden a motivaciones legales”.

Por otra parte, los empleados denuncian que tienen que firmar un contrato para alquilar la motocicleta y, de este modo, “asumir el instrumento de trabajo y los riesgos, algo que tiene que hacer el empresario y no el trabajador”, indican.

Desde CCOO han apreciado carencias de formación en prevención de riesgos laborales y han alertado de que “se están extinguiendo contratos y convirtiéndolos en falsos autónomos”, lo que constituiría una nueva irregularidad, pues las funciones que se desarrollan en la empresa constituyen todas ellas “actuaciones de dependencia”.

Finalmente, el sindicato espera que “la Inspección adopte las medidas necesarias y controlen las relaciones entre la empresas y sus trabajadores”, en pos del cumplimiento de la Ley.

Uber Eats investigada en Albacete por la Inspección de Trabajo