Impugnación del Reglamento infame (parte 2)

0
281
Impugnación del Reglamento infame (parte 2)

La impugnación del Reglamento infame

A decir verdad, pese a que desde la Plataforma Integral del Taxi y Taxi Project 2.0 seguimos hablando con las compañeras y compañeros para explicar nuestra intención de impugnar la modificación de la CAM, no tenía intención de volver a escribir nada más aparte de mi labor dentro de la Plataforma.

Para los despistados, a continuación os dejo el enlace y una captura del tuit de mi anterior entrada.

La entrevista

Pero por otra parte, lo cierto es que se me había pasado por alto una entrevista que publicó un medio hace un par de días y me veo en la necesidad de comentar algunos aspectos de la misma que me han parecido cuanto menos, bastante esclarecedores y a la vez yo diría que preocupantes.

Aviso importante

Y por favor lo que dije la última vez que hablé del tema. Yo critico a una empresa o plataforma, no al socio de la misma.

Intento ser lo mas objetivo que puedo y creo que si todas y todos tenemos el mismo fin que es luchar por nuestro sector, el que de alguna manera se moleste por mis palabras que reflexione porque probablemente con esa actitud me esté dando la razón.

Impugnación del Reglamento infame

Dicho esto, todavía no salgo de mi asombro después de leer las palabras del nuevo director de Free Now (antes MyTaxi) en las que habla de un futuro no muy lejano en el que piensan implantar algo que a mi modo de ver sería basicamente dejarnos sin argumentos.

No sólo para defender nuestro sector, sino todo el sentido del mismo tanto como servicio de interés general esencial (dicho por el mismísimo Tribunal Supremo) sino para reivindicarnos como servicio con más de cien años de historia.

La muerte del taxi

«Se llamará Free Now Lite y consistirá en una tarifa con precio máximo que se indicará al pasajero antes de comenzar su trayecto. El montante, como ha desgranado Rodríguez, se calculará de manera dinámica en funcion de la franja horaria y la demanda existente».

Fuente: La Razón

Os dejo la noticia en el título

Jaime Rodríguez (Free Now): “Las regulaciones para proteger al taxi no están funcionando”

Bueno, a lo mejor es exagerar pero vamos, creo que robarnos nuestra identidad sería poco más que eso, y a mi modo de ver, meter alta demanda a un servicio público es poco menos que darnos la estocada.

Preguntas

¿Os imagináis al señor que necesita un taxi porque tiene que ir a urgencias y se le cobra el triple de lo que vale el viaje porque justo ese día es un domingo y juega el Madrid?

¿Qué hacemos entonces?

Entonces, ¿Le cobramos tres veces más ese día porque el señor de bla bla car considere que solamente puedan viajar en taxi los que se lo puedan permitir y no el que lo necesite?

¿Dónde está el interés general entonces?

Aunque, por otra parte también lo entiendo …

Es decir, si Uber y Cabify cobran por alta demanda (supuesta) lo que les da la gana cuando les da la gana y el usuario lo paga, ancha es castilla, ¿verdad?.

¿Y porqué no lo vamos a hacer en el taxi?

Total si en lugar de ganar dos puedes aprovecharte del usuario y cobrarle cuatro, cinco o veinte, que más da.

¿Qué más da, no?.

Que mas da mientras los demás puedan llenarse los bolsillos.

Servicios público por alta demanda

Qué es lo próximo, ¿Qué nos cobren el metro por alta demanda? ¿O el autobús?.

Entonces, si ese día a algún ciudadano no le llega porque el precio normal ha subido se puede quedar de disponer de un servicio al que tiene derecho.

¿Eso es lo que queréis para el taxi?

¿De verdad no veis que nos quieren convertir en nuestro enemigo?

¿No lo veis?

Y os repito lo mismo que dije en mi anterior entrada. A la administración le va a dar igual.

Ya habéis visto la modificación de mierda que han redactado y ya habéis visto quiénes estan de acuerdo.

Para la admistración somos un grano en el culo, porque somos un servicio de interés general, ni mas ni menos. Mientras tengamos eso, tenemos argumentos.

Si lo perdemos, nuestra defensa se cae como un castillo de naipes.

Están de acuerdo porque les beneficia.

Aclaraciones

No quiero que nadie me mal interprete así que vuelvo a incidir en el hecho de que todas y todos, independiente de la emisora con la que trabajéis queremos por igual al sector.

Porque es nuestro. De todas y todos.

Pero del mismo modo, oigo a los viejos del lugar hablar de Parrondo o del abogado de Uber y de Unauto cuando decían que no pasaba nada con las VTC y mira en que situación nos encontramos ahora sobretodo en Madrid.

Pero bueno, la realidad es que no espero mas que reflexioneis sobre ello los que todavía tengáis dudas.

Lo vamos a impugnar

Aprovecho para seguir invitando a recurrir desde Taxi Project la modificación de ésta infecta modificación y felicito a Plataforma Caracol y a Federación Profesional del Taxi por haber tirado para adelante.

Vamos a empezar a llamar a las cosas por su nombre, que tampoco pasa nada.

Desde la Plataforma Integral del Taxi gracias a uno de nuestros abogados, el Exmagistrado Elpidio Silva, hicimos mucho hincapié en la Bolkenstein que si bien, no deja de ser otra aberración neoliberal como todos sabemos pero que en parte y afortunadamente de su aplicación, depende nuestra supervivencia.

Afortunadamente porque nos excluye al ser un servicio de interés general. Por ello sabemos que tanto Uber como Cabify están apretando en Bruselas y del mismo modo por ello también entre otras cosas se ha creado la plataforma Taxi Project

Y para terminar, ya me contaréis como defendemos esa directiva y como de igual manera, nos vamos a poder defender a nosotros mismos como servicio de interés general que somos en el momento de que nuestro servicio no se diferencie de nuestros enemigos.

Porque se trata de vender y potenciar nuestras fortalezas, no de intentar que seamos como nuestros enemigos.

El que no entienda esto, no tiene sitio en el taxi.

Por mucho director que sea.

Aunque bueno, como dice el refranero «dime de donde vienes y te diré quien eres».

El taxi no se vende.

No permitamos que nos dejen sin argumentos para defendernos.

Impugnación del Reglamento infame (parte 2)