Turbulencias en el sector del taxi

Este panorama es preocupante y todos lo sabemos y nuestros enemigos "naturales", necesitan más que nunca pegarse al taxi hasta confundirse con él.

0
355
Turbulencias en el sector del taxi

Turbulencias en el sector del taxi

Son momentos muy delicados los que le vienen por delante al sector del taxi en España.

Ni siquiera las acciones de defensa de nuestro sector, frente a quienes pretenden usurpar un mercado que en lo que se refiere a su función específica de Taxi, pertenece exclusivamente a nuestro sector, van a ser suficientes para afrontar el dificilísimo futuro que nos viene.

Para desgracia de todos, en ese escenario de defensa que es insuficiente, nuestro sector tampoco es capaz de encontrar en el necesario, el margen para la estabilidad.

Se ha instaurado de parte de algunos un estado de autodestrucción dentro del sector, que de forma directa o indirecta hace el juego a quienes llevan mucho tiempo queriendo suplantar al sector del taxi.

Es la lucha de quienes han decidido no demandar a nadie para la defensa del Taxi, frente a quienes, si están demandando en los juzgados a poderosos intereses, contrarios a nuestro sector.

La lucha de quienes no actúan frente a los que están apropiándose de bases de datos de nuestro mercado de trabajo y traspasando los límites de nuestra privacidad, frente a quienes han demostrado y puesto en manos de las autoridades policiales, las irregularidades que las plataformas digitales ponen en funcionamiento para la apropiación de datos privados y datos mercantiles.

También, la lucha de quienes no actúan frente al limbo laboral, que hace posible una parte importante de la rentabilidad y competencia desleal de las plataformas digitales al sector del taxi, frente a quienes han aunado esfuerzos en todas las comunidades españolas para que estás plataformas sean denunciadas en todas las inspecciones de trabajo de España y dejen de actuar en un limbo sin legislación.

La lucha de quienes permanecen impasibles al fraude fiscal de las plataformas digitales, frente a quienes han llenado de informes los despachos de los inspectores de hacienda, para que se haga justicia fiscal, que como estamos viendo ahora es más necesaria y social que nunca.

Además, la lucha de quienes ni siquiera son conscientes, que las agencias de la competencia son fuertes y nos han venido dañando como sector, porque en Europa están ultrajando nuestros derechos que ellos mismos han creado, frente a quienes se desviven por ser lo suficiente fuertes y que Europa nos escuche, pero sobre todo actúe, porque las leyes europeas dan la razón a nuestro sector, frente a los usurpadores y frente al montaje de las agencias de la competencia.

Los enemigos del sector del taxi no lo hubiesen hecho mejor, pero porque realmente el enemigo está en el fondo de este proceso de autodestrucción dentro del sector, como también distintos y conocidos intereses personales.

El escenario de futuro aún necesita de más acciones que estas y de más unión que nunca de parte de todos o como mínimo de respeto, algo que dejó de existir hace mucho tiempo.

Este panorama es preocupante y todos lo sabemos y nuestros enemigos «naturales», necesitan más que nunca pegarse al taxi hasta confundirse con él.

Lo estábamos viendo antes de la crisis del coronavirus, las continuas publicaciones de Uber y Cabify incluso diciendo que ya estaban dentro del sector.

Lo hemos seguido viendo con la app Bolt, que opera exclusivamente con VTC’s en todo el mundo y está financiada por el mismo Banco Europeo, cómo ha intentado introducirse en el taxi de Madrid a través de la asociación Plataforma Caracol.

El escenario no ha cambiado para nada después de la crisis, el sector VTC está ansioso de entrar a los escasos recursos del taxi para poder sobrevivir.

Emilio Domínguez el abogado liberador del taxi y uno de los autores materiales del nuevo reglamento del taxi de Madrid, ha lanzado un globo sonda recientemente en los medios, críticas duras contra cualquier acción por parte de las administraciones en defensa del servicio público del taxi, tachándolas incluso de «bolivarianas», lanzando un discurso demagógico y de derrota de nuestro sector, al que las administraciones deberían darle una limosna por la derrota y después encarar el nuevo mundo donde VTC’s y taxis seremos hermanos, seremos lo mismo.

Desgraciadamente quienes cargan contra cualquier proyecto de defensa del taxi desde dentro y quienes promocionan apps de VTC’s, también han iniciado ya este camino de hermanamiento de nuestro sector con las VTC’s, el que pregona Emilio Domínguez, haciendo demagogia radiofónica rastrera, o incluso contándonos historias de amor entre taxistas y conductores VTC.

Que no nos pase nada porque a nuestro sector le queda mucho trabajo por hacer y mucho que vigilar, frente a quienes necesitan usurpar nuestra función pública más que nunca y algunos hace mucho que les han tendido un puente desde dentro.

No nos olvidemos las asociaciones que quieren dar ejemplo cuando en su ciudad tienen la mayor mafia del taxi de España o las asociaciones que plagian a otras sin permiso y es que son tiempos de dejarse de romanticismos y ponerse el mono de trabajo, ir a lo resolutivo, apartar la mierda y decir las cosas como son que bastante tenemos con estar viviendo una situación que no nos deja dormir.

Acosadores de taxistas, youtubers, falsos primera línea o abogados estafadores intentan degradar el sector con sus malas artes y los oportunistas frustrados aprovechan para asomar la cabeza y tener su minuto de gloria porque quieren seguir el ritmo de otros y no pueden.

Afortunadamente los garbanzos negros siempre se acaban apartando solos.

¡¡¡Tiempos de crisis tiempos de oportunidades, siempre en positivo seguimos!!!

TITO PROJECT