No hay más ciego que el que no quiere ver

0
487
No hay más ciego que el que no quiere ver

No hay más ciego que el que no quiere ver

Nuestra historia empieza el domingo cuando Antonio Maudes, ex de la CNMC y responsable del informe sobre economía colaborativa (el llamado informe Uber) publica un tuit quejándose de un cargo por alta demanda que le ha cobrado Cabify en un servicio.

Viejos conocidos

Lógicamente,  para los que conocemos a éste señor podemos ser conscientes sobre que hablamos del que probablemente sea uno de los personajes mas infames, mas pedantes y mas prepotentes con los que el taxi ha tenido que enfrentarse.

Mano derecha de la cacatúa de Marín Quemada y que por lo que se publica en los medios fué expulsado de la CNMC por el hecho de intentar colar su informe sobre la economía colaborativa sin que fuera aprobado por el pleno de la CNMC .

Es decir, que intentó colar en el órgano superregulador un informe que beneficiaba a empresas como Uber, entre otras.

Cada uno que saque sus propias conclusiones.

Vamos, todo un artista como se puede comprobar.

Os invito a que leáis sus teorías sobre como se puede mejorar el servicio de cara al usuario bajando coberturas del seguro o eliminando los requisitos como la cartilla o el año de experiencia para acceder a la profesión de taxista.


A ver, que tampoco es algo raro esto sobretodo en parte de la sociedad que tenemos (la peor parte lógicamente). El neoliberalismo es así, se trata básicamente de maximizar los beneficios a costa de lo que sea incluso de las garantías y de la seguridad del usuario.

Pagando el sueldo a nuestro verdugo

Porque claro, siempre va a ser mejor, mas barato y mas seguro que te lleve un mono con un lápiz en la boca que un profesional con una capacitación profesional.

Al mono no hay que pagarle, bueno a lo mejor en plátanos de Canarias.

De este modo siempre se puede disponer de mas margen de beneficio para bajar los precios. Y si vamos sin seguro ya ni te cuento. Todo ventajas por lo que puede ver.

Donde va a parar.

Menuda eminencia….

Y lo peor de todo no son estas teorías,  porque la realidad es que lamentablemente ya estamos acostumbrados al neoliberalismo y a su sociopatia.

Lo peor es que a éste señor le pagábamos un sueldo público.

Sí, esto tristemente es así.

Un señor que tiene el único afán de que Uber canibalice todo el transporte de pasajeros en nuestro país cobrando de vuestro dinero por ser vuestro verdugo, queridos taxistas.

Ese es el nivel.

Lo que pretenden esconder

El caso es que en el fragor del debate, cuando llegó la hora de sacar a la palestra un tema tan importante y tan candente estas últimas semanas como es la siniestralidad de las vtcs y a falta de datos oficiales, a nuestro amigo Antonio el odiador del taxi no se le ocurre otra cosa que llamar a Unauto, la patronal de la vtc que todos conocemos para proponer que se le solicitara a Fomento informes sobre las cifras de accidentes de Uber y Cabify en éste último año.

Abriste la caja de pandora, Antonio .

¿Os imagináis?, yo creo que mas de una y uno de vosotras y vosotros lo habéis soñado más de una vez.

¿Datos oficiales de siniestralidad de Uber y Cabify? No hay mejor publicidad para el taxi. Y ellos lo saben.

Bueno a donde quiero ir: Después de decenas de respuestas y divagaciones donde salieron a la luz noticias y documentos gráficos de accidentes en los que Unauto, la patronal del mal que nos recriminó el hecho de que publicar accidentes es un acto deleznable no se les ocurre otra cosa que contestarnos con fotos y noticias de accidentes de taxis.

Estoy de acuerdo en que un accidente le pasa a cualquiera y tampoco es algo con lo que atacar pero del mismo modo, recriminar lo que hacen los demás haciendo tu lo mismo como hace Unauto.

Hay que ser idiota.

Nunca termina de sorprenderte lo predecible que es la estúpidez

El caso es que para no seguir enmierdando sin llegar a nada en ese momento creí conveniente aprovechar para que me contaran porqué nunca me contestan cuando les envío cientos de fotos y vídeos de vehículos de Uber y Cabify circulando por el carril bus taxi.

Ya que les han tirado de la lengua hay que aprovechar.

La respuesta la habéis visto todas y todos.

¿Qué se han creído?

Y ahora me gustaría saber quiénes son ellos, quien es Unauto para exigir que sus coches, coches de empresas privadas circulen por un carril destinado al uso del servicio público.

¿Quién se han creído que son para responder así a un taxista y más cuando saben que la respuesta iba dirigida a una persona con representación asociativa como ellos dicen?

La verdad, entre nosotros para mí que es un farol y una una respuesta fruto de mi bombardeo constante todos los días con fotos y vídeos.

La verdad es que me quedo agusto.

Soy una mosca cojonera, lo sé. De hecho ese es mi objetivo.

Porque os voy a decir una cosa. Por cada conductor que se ríe de un taxista cuando se le increpa por circular por el carril bus taxi o por estacionar en nuestras paradas, la patronal que exige me va a tener en frente tocando las narices.

A mí y a las cientos de compañeras y compañeros que estamos trabajando en redes.


Pero aún así, aún sea producto del escozor hay que hacer algo al respecto.

Porque al taxi se le respeta

Y para pretender exigir algo que afecta al taxi y por ende al ciudadano se lo van a tener que pensar muy y mucho.

Antes de tener la libertad de hablar de nosotros afirmando que vamos a trabajar con Uber o con Cabify se lo van a tener que pensar mucho.

Del mismo modo, antes de que un cargo público de cualquier partido o de un organismo como la CNMC se dirija al sector de manera peyorativa también se va a encontrar con nosotros.


Y para eso ya hay que moverse y hay que entrar en todos los sitios bien preparados para la batalla.

Para esto hay que defenderse y hay que contratacar.

Pasar al contraataque

Y para eso está Taxi Project. Y para eso están las asociaciones.

Yo siendo parte de Taxi Project, de Pit y de Élite voy a seguir dando todo por que se laven la boca antes de pensar en el taxi y sé que las demás asociaciones de igual manera están trabajando en proyectos potentes a nivel jurídico y a nivel de marketing.

Nuestro proyecto, Taxi Proyect se basa en reivindicar los derechos de la gente trabajadora, la posición del taxi como servicio de interés general y sobre todo los valores del taxi, su vocación de servicio y su humanización frente a las multinaZionales extractivas, evasoras y parasitarias.

Luchar contra los hilos que mueven a las marionetas del poder que pretenden exigirnos, exigirle a taxi como tenemos que trabajar y decirnos cual es nuestro sitio para que ellos pasen por encima.

Ellos son marionetas de quién nos creía que a día de hoy íbamos a estar muertos y hemos aguantado.

Ahora toca contratacar, pero necesitamos el compromiso y la fuerza del taxista.

Que no nos falten al respeto.

Ni al taxi ni a ningún ciudadanx.

No están por encima de nadie. Toca ponerles en el sitio, toca ponerles donde les corresponde.


No hay más ciego que el que no quiere ver

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here