La Alianza OUG entre Uber y el Gobierno de Rumanía

0
48
La Alianza OUG entre Uber y el Gobierno de Rumanía

La Alianza OUG entre Uber y el Gobierno de Rumanía es una hermandad de cabilderos americanos con políticos Rumanos

La Confederación de Operadores y Operadores Autorizados en Rumania (COTAR) llama la atención sobre la seria interpretación errónea de la legislación por parte de los políticos rumanos que consideran que un discurso demagógico en la campaña electoral es más importante que entender la realidad y observar las leyes en un estado.

En este contexto, la OUG, Ordenanza de emergencia para otorgar paraísos fiscales a las empresas disruptivas abre el camino al desastre.

Los taxistas de Rumanía asisten hoy a un circo electoral, en el que políticos de casi todos los partidos luchan por infringir a sabiendas la Ley de Taxiría, solo para dejar espacio en el mercado rumano para las empresas que violan al menos tres leyes del Estado rumano:

Ley de Taxis, Código Laboral y Código Tributario.

Bajo el pretexto de llevar a la gente a la era de la tecnología, las compañías de viajes compartidos no hacen más que llenar sus propios bolsillos con decenas de millones de euros, mientras que los presupuestos de los estados que están pirateando disminuyen significativamente.

Así mismo, los derechos de los trabajadores se eliminan de la llamada «asociación» a los taxistas que aún tienen un poco de dinero en sus bolsillos, pero no piensan en las consecuencias a corto y medio plazo:

Falta de seguro médico, hospitalización y la ausencia de una contribución a la pensión, que los agregará a la lista de aquellos jubilados con ingresos por debajo del nivel de pobreza, durante 15 o 20 años.

Uber opera desde hace cuatro años, trabajando de forma ilegal en Rumania, el transporte de personas sin ningún tipo de autorización, obtenido dicho ingreso ilegal y todo el dinero recaudado va fuera del país.

El transporte de viajeros por carretera significa que transportan personas desde el punto A al punto B mediante el uso de una aplicación con tarifas dinámicas, eludiendo el Código Fiscal y defraudando al Estado, con cientos de millones de euros.

Los grupos de presión como Uber y otras aplicaciones ilegales encontraron a los políticos, incluso en el gobierno, descubriendo maneras de abrir el camino para el mercado rumano, más allá de cualquier marco legal.

Ahora tratan de legislar a través de la OUG una normativa para servir únicamente a sus intereses.

Entendemos que los círculos superiores en Nueva York son muy influyentes y que tenemos políticos que quieren tener éxito en las elecciones a cualquier precio, incluso si es el precio consiste en cambiar la legislación en Rumania para llevar dinero a sus colegas y obtener apoyo político.

Pero no podemos dejar de recordarles que en Rumania no tenemos una ley que regule la actividad de cabildeo, sino solo sanciones penales por el tráfico de influencias.

No sabemos si todos los que insisten en esta OUG para «transporte alternativo» entienden lo que están haciendo, o quienes están directamente interesados ​​en el surgimiento de este cambio legislativo.

Incluso, no sabemos si todos los que apoyan los beneficios de Uber entienden los problemas fiscales, pero la realidad es que Uber está cobrando en efectivo, sin emitir un recibo fiscal.

Así mismo, no sabemos cuántos partidarios creen que es bueno ser «cool» y «trendy», por lo que se unen a la «trend», y cuántos tienen otros intereses, pero lo que si se ha notado es que se está desafiando la idea misma de la legislación.

La eliminación del taxi afectaría a más de 150.000 familias, sumando más de 600.000 personas.  Como se indicó en la reunión del Gobierno del 21 de marzo, si aún se desea un transporte alternativo, se puede introducir un capítulo separado en la Ley 38/2003.

Esta Ley, contempla la actividad, pero que debe limitarse para cumplir con las mismas reglas que el taxi en términos de autorización, control e impuestos, aplicación de la ley y un número limitado de vehículos.

De lo contrario, Rumanía será un país comandado por empresas disruptivas que hacen leyes con la ayuda de políticos rumanos.

Además, es muy posible descubrir quiénes son, si observamos algunos vínculos (familiares y no solo) entre los políticos y los líderes de Uber, pero también entre los patrocinadores de y algunos políticos rumanos que pueden presumir de apoyo internacional.

La Alianza OUG entre Uber y el Gobierno de Rumanía